Quiero ASESORAMIENTO EXPERTO e INDEPENDIENTE para evaluar GRATUITAMENTE los mejores softwares para nuestro tipo de negocio.

5 consejos para los proyectos de Transformación digital e industria 4.0

El objetivo de este breve artículo relacionado con la transformación digital e industria 4.0 es compartir un particular punto de vista y algunos consejos para las PYMES que quieren implementar soluciones basadas en la adopción de nuevas tecnologías para mejorar sus procesos.
Ya en los momentos más tempranos empiezan las primeras incertidumbres: ¿Por dónde empiezo? ¿Cómo me condiciona escoger una solución tecnológica u otra? ¿Cómo calculo el retorno de mi inversión?

Cuando se va perfilando la solución empiezan las dudas sobre la instalación: ¿Quiero ser propietario de mis datos? Saas, ¿Una plataforma compartida con otros? ¿Qué partes de mi sistema quiero en el Cloud y qué se queda en local?
A continuación, es la hora de contactar con los proveedores y más preguntas: ¿Sabré por lo que estoy pagando? ¿Pago por uso, por número de nodos, dispositivos, sesiones, usuarios, volumen de datos? ¿Es posible calcular cuánto costará?

Finalmente, es el momento de definir y gestionar el proyecto para que sea un éxito. Los asesores que saben de transformación digital e industria 4.0 aseguran que “digitalizar no es comprar la tecnología, lo importante son las personas”, “primero tienes que evaluar el grado de madurez tecnológica de tu empresa”, “tienes que liderar el cambio y siempre con una buena hoja de ruta”, etc. Entonces llegan más interrogantes: ¿Cómo lidero los proyectos para tener la implicación de todos los agentes que participan? ¿Tengo tiempo y recursos para dedicarme a implementar mi solución? ¿Tengo el talento en mi organización?

Aquí mis 5 humildes consejos:

Primero:
No te ates de manos a las tecnologías, deben ser un transversal en tus sistemas. Es importante que exista una capa que separe ‘como cogemos el dato de lo que hacemos con él’. Llegarán nuevas tecnologías, dispositivos y plataformas. Tendremos que adoptarlas sin que las capas funcionales se vean afectadas.

Segundo:
Una estrategia tecnológica y de inversiones que sea válida para el corto y el largo plazo. Empieza con pruebas de concepto, pruebas piloto y sistemas de ahora que ya te devuelvan un retorno en tus inversiones en poco tiempo. Los pasitos pequeños reducen las incertidumbres y lo hacen todo más ágil.

Tercero:
La innovación tiene que ser una constante transversal y, si no tienes suficientes recursos, busca un entorno para afrontar los proyectos conjuntamente con otros. Los clúster y organizaciones empresariales son una buena apuesta para afrontar estos primeros pasos.

Cuarto:
Tus compañeros de viaje son el equipo interno, los proveedores, los usuarios de la solución y las tecnologías ¿Qué buscar en ellos? Crea un equipo con talento y habilidades ‘soft’. Contrata a los proveedores que te aseguren la proximidad, el acompañamiento y la transparencia. Consigue la satisfacción y el feedback de los usuarios que van a utilizar los sistemas. Finalmente, escoge las plataformas que te aseguren conectividad, flexibilidad y escalabilidad.

Quinto:
Aplica la fórmula que nunca falla:

VALOR = (AGILIDAD + FLEXIBILIDAD + CALIDAD) / COSTE

¡Parece que ya ha llegado el momento de digitalizar nuestras fábricas, almacenes o simplemente nuestros procesos! ¿Te apuntas?

Pau Feliu , MACCION

SUSCRÍBETE AL BLOG!

He leído y acepto la Política de Privacidad
Menú