Diferencias entre BI y software CPM. ¿Cuál elegir?

Para obtener verdadero conocimiento a partir de los datos de nuestro negocio, necesitamos una herramienta que nos ayude a entenderlos, esta herramienta, puede ser un software CPM (Corporate Performance Management) o una plataforma BI (Business Intelligence). Explicamos las diferencias entre BI y software CPM y cómo saber qué solución es la más adecuada para nuestra empresa.

La ejecución de nuestros procesos genera datos. La clave del éxito es adquirir y comprender esos datos que los procesos de negocio generan, desde la contratación, pasando por la comercialización, hasta la gestión de la cadena de suministro.

Para obtener información sobre el rendimiento y la ejecución de nuestros procesos, las empresas deberían de utilizar ambos tipos de software: el de gestión del rendimiento corporativo (CPM, en inglés Corporate Performance Management) y la inteligencia empresarial (BI, por sus siglas en inglés, Business Intelligence).

Sin embargo, lo que una persona promedio no sabe es cuáles son las diferencias entre BI y software CPM. Empecemos definiendo rápidamente cada uno de ellos:

¿Qué es BI?

El software de inteligencia empresarial es uno de los campos tecnológicos más comentados en las dos últimas décadas. El software BI analiza los datos recopilados en la empresa y encuentra los patrones y tendencias que suministran información para la toma de decisiones.

Además, estos sistemas incluyen funcionalidades de visualización de datos. Estos elementos visuales, tales como tablas y gráficos, facilitan la comprensión de los resultados de los análisis de datos.

Los sistemas de BI cuentan con un almacén de datos que permite el acceso a los mismos cuando se realiza un análisis.

¿Qué es CPM?

 

El CPM ayuda a rastrear el desempeño de una empresa a través de indicadores clave de rendimiento. Un CPM ayuda a las empresas a manejar los datos que les permitan realizar una planificación financiera, incluyendo la gestión de presupuestos y la previsión de ingresos.

Así, ofrece una imagen de lo que ocurre en la empresa y de lo que podría ocurrir.

Diferencias entre BI y software CPM

Lo primero que tenemos que resaltar es que el BI es una categoría amplia de tecnologías y que dentro de ella, podemos encajar un software CPM. En general, BI se refiere a herramientas hechas para recopilar, agregar e interpretar los datos que las organizaciones generan en su operativa diaria. Los KPI y datos financieros, son sin duda, parte de esta información.

Por tanto, es normal que se tienda a intercambiar siglas o a usar una u otra sin distinción cuando hablamos de rendimiento corporativo y la inteligencia empresarial. Ambas categorías de software se centran en la mejora de los procesos de la organización. También las dos se utilizan comúnmente como parte de la estrategia empresarial para optimizar desde las operaciones diarias hasta la planificación estratégica.

Pero vayamos con las diferencias entre BI y software CPM. Pues, aunque ambos desempeñan un papel en la toma de decisiones, ejercen funciones que pueden ser diferenciadas.

BI utiliza analítica avanzada para encontrar tendencias en los datos. Sin embargo, al poner una solución de BI en funcionamiento y realizar el análisis de datos, no necesariamente se sabe qué se busca. Las empresas descubren constantemente tendencias que no esperaban como resultado del análisis realizado por su software de BI. Con esta información en la mano, pueden crear metas cuantificables y objetivos adaptados a las circunstancias reales.

Posteriormente, CPM toma las riendas para hacer el seguimiento del progreso hacia esas metas y objetivos. Hablamos aquí de una medición más concreta de datos, normalmente, relacionados con el aspecto financiero de las empresas. Después de definir los indicadores de desempeño y rendimiento, una solución de CPM ayuda a comprobar a qué distancia nos encontramos de alcanzar esos objetivos.

Las funciones de planificación, previsión y presupuesto ayudan a crear una línea de tiempo para lograrlos. Después, es posible usar un CPM para verificar si estamos al día con esa planificación. Si no es así, el CPM se puede emplear para descubrir el porqué del retraso y solucionar el problema, logrando así el objetivo propuesto.

Business Intelligence puede ser aplicado a cualquier área del negocio:

  • Estrategia de Ventas.
  • Comportamiento del consumidor.
  • Medición de performance de la empresa (aquí confluye con CPM).
  • Desempeño de las operaciones y la producción.
  • Gestión de la calidad de la producción.
  • Gestión de riesgos, etc.

CPM vs BI: ¿Cuál deberías usar?

Si existen restricciones de presupuesto, la tendencia es limitarse únicamente a herramientas de inteligencia empresarial BI. Por un lado, es menos costoso invertir en una solución en lugar de dos. Y, además, el software de BI se adecua constantemente para evaluar los indicadores.

También hay muchas empresas que utilizan soluciones CPM como complemento de su software BI. Lo hacen para mantener el enfoque en sus metas y objetivos, encaminándolos en su totalidad. Así, todas las áreas, desde la gestión de proyectos hasta la distribución y las ventas, alcanzan su máxima eficiencia o se mueven hacia esa dirección.

Aunque existen diferencias entre BI y software CPM, ninguna de las soluciones constituye una mala elección de software, ya que ambas son muy útiles para lograr procesos de negocio más efectivos. Al final, depende de lo que la empresa necesita y de cuánto dinero se destina a invertir en software empresarial.

Software Selección ofrece Consultoría de Negocio Avanzada e Independiente. Si necesita ayuda para determinar qué solución es la más adecuada para su organización, puede solicitar asesoramiento gratuito de un consultor experto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *