Quiero ASESORAMIENTO EXPERTO e INDEPENDIENTE para evaluar GRATUITAMENTE los mejores softwares para nuestro tipo de negocio.

Excel, no eres tú soy yo ¿Cuándo debo pasar a un CRM?

¿Quieres crecer y ganar todas esas oportunidades comerciales que tu negocio está generando? ¿Tu compañero fiel ya no te sigue el ritmo? ¿La sola idea de decir adiós a ese icono verde que lleva tanto tiempo en el escritorio de tu ordenador te da pavor? ¡No temas! Aquí te contamos cuál debe ser tu próximo paso y qué hacer para lograr una separación exitosa.

¿Cómo saber si mi relación con Excel ha llegado a su fin?

Las siguientes pautas son señal ineludible de que tu y tú empresa necesitan valorar otras herramientas de gestión:

  • Listado de clientes, proveedores, cálculos de rentabilidad, proyecciones económicas, todo parece caber en una hoja de cálculo, pero sin darte cuenta te has visto inmerso en una marea de columnas cada vez más grande e inmanejable.
  • Ya no encuentras la información que estás buscando con la rapidez que solías hacerlo y lo que es peor, pierdes tiempo y oportunidades comerciales por el camino.
  • Necesitas consultar frecuentemente datos históricos y la pregunta que más se oye es ¿y en que fichero los he guardado?
  • Te pasas horas y horas cruzando ficheros para obtener alguna conclusión sobre el desempeño de tu empresa.
  • Tienes datos confidenciales y te gustaría proteger su acceso o incluso dar permisos en función del rol del trabajador, pero una vez más, no lo consigues con Excel.

El (no tan) terrible próximo paso

 Bien, ahora que has asimilado que la relación con tus hojas de cálculo no tiene futuro, la buena noticia es que existen herramientas especialmente pensadas para gestionar el crecimiento de tu empresa y que llegarás a amar, tanto (o más) que a tu planilla Excel, en cuanto les des unas oportunidad.

Seguramente ya has escuchado estas siglas y no has querido meterte en ese lío. Pero venga, repite fuerte y claro con nosotros: C-R-M ¿ves que no ha sido tan grave? Si, necesitas un CRM y estamos aquí para decirte que el proceso de implantación será mucho menos doloroso de lo que imaginas.

¿Qué podrá darme un CRM que Excel no?

 Implementar una herramienta de CRM en tu empresa será como pasar de conducir un coche de segunda mano con varios miles de kilómetros a una Ferrari reluciente. Y créenos, tus comerciales te lo agradecerán.

Para ponértelo fácil hemos preparado una lista de los principales beneficios que obtendrás:

  • Importación de datos: a diferencia de Excel, en donde debes introducirlos manualmente, con un CRM podrás automatizar esta tarea e ingresar datos desde diferentes fuentes (formulario web, campañas telefónicas, importaciones programadas).
  • Archivos adjuntos: podrás introducirlos al CRM y asociarlos a contactos, empresas, oportunidades comerciales cosa que, como sabes, Excel no te permite hacer.
  • Informes de actividad: con un CRM podrás configurar todos los que quieras, con la frecuencia que desees y como bonus track… ¡se actualizarán en tiempo real!
  • Trabajo colaborativo: mientras que con Excel este punto es muy limitado, por no decir inexistente, en un CRM es el objetivo principal: acceso a la información en tiempo real, desde cualquier sitio y para todos los usuarios, a quienes, además, puedes asignar derechos de visualización según su rol en la empresa.
  • Seguridad de los datos: con un CRM tus datos estarán en la nube (o en servidores dedicados) bajo máximas condiciones de seguridad. En cambio tu planilla de Excel, bueno, ya sabes…
  • Historial de interacciones con clientes/proveedores/etc: esta es la esencia del CRM: almacenar toda la información que circula en la empresa de forma muy detallada, dentro de la ficha de cada contacto.
  • Enlace a todos los elementos de la base de datos (oportunidades, contactos, citas, llamadas, emails, tickets de soporte): sin necesidad de aplicar las complejas fórmulas de Excel, dentro de un CRM solo hace falta un clic para acceder a cualquier rincón de tu base de datos.

 Y todavía más…

 Si has llegado hasta aquí, estarás de acuerdo en que la principal ventaja de contar con un CRM es tener, por fin, una visión de 360º de la actividad de tu empresa. Tanto es así que una vez que descubras todo su potencial, te preguntarás cómo es posible haber vivido tanto tiempo sin esta herramienta. Y por si no te bastó con las ventajas del apartado anterior, añadimos algunas más:

  • Integración de mensajería (y otras herramientas): prácticamente la totalidad de herramientas de CRM del mercado se integra fácilmente con diferentes servidores de correo, ERP y otras aplicaciones de negocio.
  • Gestión de proyectos: el CRM está pensado para mejorar la productividad de tus equipos permitiéndote compartir calendarios, tareas y medir su progreso.
  • Gestión de campañas de marketing: con un CRM podrás segmentar tu base de datos según infinidad de criterios, crear y enviar campañas de emailing, SMS, telefónicas, directamente desde la herramienta.

¿Cómo saber cuál CRM es para mi?

Actualmente existen infinidad de soluciones de CRM en el mercado y escoger la indicada para tu modelo de empresa, tamaño, presupuesto y necesidades, es un gran desafío. En Software Selección hacemos el trabajo por ti reuniendo a los mejores proveedores de Software de gestión empresarial y segmentándolos para facilitar tu toma de decisión. Te invitamos a contactarnos para empezar a construir tu proyecto. ¿Hablamos?

SUSCRÍBETE AL BLOG!

He leído y acepto la Política de Privacidad
Menú