Quiero ASESORAMIENTO EXPERTO e INDEPENDIENTE para evaluar GRATUITAMENTE los mejores softwares para nuestro tipo de negocio.

RRHH

Qué nos depara el futuro de RRHH

La pandemia ha sido, por supuesto, inesperada. Y sus efectos todavía se sienten a nivel personal y profesional. Desde el punto de vista de los RRHH, hemos aprendido muchas cosas que podremos aplicar en el futuro. Lo primero, que la función de RRHH ha incrementado su valor. Y que su papel se comprende mejor dentro de la organización. Es más visible. Su influencia en el conjunto del negocio, también.

Entonces, con lo que hemos visto en los últimos años, ¿qué crees que nos depara el futuro de RRHH? y ¿cómo podremos aplicar lo aprendido?

Nosotros no tenemos una bola mágica para adivinar lo que pasará. Pero sí contamos con muchos años de experiencia y el conocimiento suficiente como para averiguar cómo serán los recursos humanos en la próxima década. Aquí te cuento cómo lo vemos nosotros:

1. Flexibilidad laboral será la norma

Los modelos de trabajo flexibles, como el trabajo a distancia y el formato híbrido, ya son habituales. Las empresas que no lo entiendan así, seguirán perdiendo a sus mejores talentos. Esta flexibilidad que empieza a ser “normal” se consolidará en el futuro, impulsada por las expectativas de los empleados.

Lo que está claro es que el entorno laboral ha cambiado. Que el cometido de RRHH será acompañar esa transformación. Y que tendrá que hacer malabarismos para equilibrar las expectativas e intereses de empleados y empleadores. Esto significa que, algunas cosas como trabajar cuatro días a la semana, por ejemplo, serán objeto de debate en los próximos años.

Ahora bien, la generación Z, partidaria de la flexibilidad laboral y de mejorar el equilibrio entre lo personal y lo profesional, conformará mayoritariamente la fuerza laboral de la próxima década. Y esto, influirá en la manera en la que las organizaciones priorizarán los modelos híbridos y la flexibilidad.

En 2022, los responsables de RRHH deberán revisar sus estrategias en este sentido. No solo para responder a las expectativas de sus empleados actuales. También para ser una opción relevante para sus futuros empleados. Así pues, quizá sea el momento de empezar a pensar en la viabilidad de la semana de cuatro días. Incluir horarios de trabajo más flexibles en los contratos. Y, en todo caso, actualizar las políticas corporativas para establecer nuevos parámetros, orientados a la flexibilidad.

2. Mayor agilidad para Recursos Humanos

Antes de la pandemia nadie podía imaginarse que el 90% de las empresas pudieren mandar a sus empleados a trabajar desde casa, de la noche a la mañana. Pero se hizo, gracias a la agilidad y capacidad de reacción de todos. Especialmente, del entorno de RRHH.Y eso, que antes de 2019 pocos pensaban que pudieran ser tan flexibles, ágiles y rápidos.

Esta agilidad será clave en los próximos 10 años. RRHH aplicará -ya lo está haciendo- metodologías Agile, más propias del desarrollo de software, para implementar nuevas estrategias e iniciativas.

Las reuniones diarias, la iteración continua y “responder al cambio, en lugar de seguir un plan” -como establece el Modelo Agile- se convertirán en lo habitual. RRHH podrá tomar decisiones inteligentes en tiempo real. Y acelerar así, el rendimiento del negocio.

Para empezar a avanzar en esta dirección a lo largo de este año, los equipos de RRHH pueden empezar a familiarizarse con los principios de la Metodología Agile. Y analizar cómo aplicarla en su propia organización. Por supuesto, primero, deberán trabajar en el cambio cultural para implementar una mentalidad más iterativa de “prueba y aprendizaje”.

3. Análisis predictivos de RRHH más rutinarios

Muchas empresas ya están utilizando la analítica de datos en el entorno de los RRHH. Sin embargo, no siempre se usa para facilitar la toma de decisiones críticas. De momento vemos que muchos equipos de recursos humanos utilizan la analítica de datos para decidir sobre el desempeño. Pero equivocan el enfoque al usar las métricas para analizar el pasado en vez de mirar hacia el futuro.

Sin embargo, en la próxima década, el análisis predictivo de los datos de recursos humanos será rutinario. Será así a medida que los profesionales de RRHH sientan mayor seguridad y confianza al utilizar sus perspectivas de futuro, para diseñar planes de acción concretos. Y, también para informar sobre la toma de decisiones más profundas.

En el entorno laboral del futuro, RRHH no solo será responsable de alinear su trabajo con los empleados a los que gestionan. También participarán en los resultados corporativos y en la rentabilidad del negocio.

Hay varias cosas que los profesionales de RRHH pueden empezar a hacer ya, en 2022, para avanzar en esta línea:

  1. Entender el nivel actual de madurez analítica de su entorno de gestión de personas. Por ejemplo, determinar si solo se limitan a recopilar datos o si son capaces de analizarlos, extraer el conocimiento que encierran y aplicarlo a la toma de decisiones. Muchas veces las organizaciones hablan de analítica de datos, sin tener muy claro en qué consiste, realmente, y en qué punto se encuentran.
  2. Incorporar al equipo habilidades en materia de datos para apoyar un uso más racional y eficiente. Estas nuevas habilidades podrán venir de la mano de nuevos proveedores, agencias de datos o la creación de nuevos puestos. 
  3. Averiguar qué datos quiere/necesita la dirección para facilitar la toma de decisiones inteligentes.

4. Fin de las funciones administrativas de Recursos Humanos

En los próximos 10 años se espera que RRHH haya podido liberarse de las tareas administrativas. No es que este trabajo deje de hacerse. Es que se automatizará todo lo rutinario, repetitivo y de escaso valor. Y, con ello, los equipos de RRHH ganarán tiempo y podrán reajustar sus funciones para impulsar nuevas iniciativas y estrategias.

Las funciones administrativas son algo contra lo que los responsables de RRHH vienen peleando desde hace tiempo. La pandemia no ha hecho más que añadir presión adicional a la rebosante carga de trabajo de RRHH. De hecho, muchos directivos de recursos humanos aseguran que su foco sigue demasiado centrado aún en la COVID.

En 2030 automatizar estas tareas administrativas será frecuente. Por eso, RRHH necesita invertir, desde ya, en nuevas tecnologías que impacten, no solo sobre la flexibilidad, la agilidad y la analítica. También sobre la automatización de funciones. Para no perder el tren, el futuro de RRHH deberá buscar el apoyo de la Dirección para implementar soluciones de RRHH más avanzadas.

En este sentido, será importante, desde ya, identificar a quienes participarán en la decisión de invertir en tecnología. Habla con ellos para entender bien qué necesitan y hacer que tu propuesta de inversión sea realmente sólida.

Un último consejo: pon el foco en la innovación en valor que aportará el nuevo software, más que en la inversión en funcionalidades o en tecnología.

.

Manuel Villa , Responsable del área de servicios profesionales de Cezanne HR España

SUSCRÍBETE AL BLOG!

He leído y acepto la Política de Privacidad
Menú